Hemos hablado en numerosas ocasiones de las novedades en ropa técnica y de los gadgets para el running, que facilitan esta práctica que tanto nos gusta… Pero hoy damos un paso atrás, porque a veces las nuevas modas no son sino algo que fue y que vuelve. La tendencia de correr sin ropa interior se está imponiendo.

Desmontando mitos

La sociedad nos impone llevar ropa interior en todas las circunstancias en las que nos encontremos (menos para nadar, cuando el bañador la sustituye). No obstante, y no es algo descabellado, se puede prescindir de esta primera capa de protección de nuestras partes íntimas, especialmente cuando la segunda capa es ajustada. Es el caso de las mallas de correr o del maillot de ciclismo. Siendo pragmáticos, en ambas situaciones la sujeción está garantizada y, sin ropa interior, nos olvidamos de rozaduras y marcas, y vamos más ligeros.

correr sin ropa interior
Foto de Runnea.com

La clave está en el material

Algunos expertos afirman que la idea de no llevar ropa interior no funciona en deportes de impacto, especialmente en el caso de los hombres, que necesitan un extra de sujeción. Igualmente, la ropa interior que llevemos tiene que ser de calidad, ya que el material será fundamental para garantizar confort sin rozaduras en la piel. Aunque el algodón es un clásico, en la actualidad se apuesta por una combinación con poliéster, material que deja transpirar mucho más evitando así que se humedezca demasiado la ropa interior.

También es aconsejable cambiarse de ropa justo después de hacer deporte. Quedarnos por ahí sudados puede provocar riesgo de escaldaduras, entre otras cosas. Entonces, mejor ducharse rápidamente y evitar así que el sudor macere.

¿Alguno de vosotros ha practicado deporte sin ropa interior? Nos gustaría que compartierais vuestras opiniones al respecto y recomendarais marcas y modelos de prendas aptas para correr sin calzoncillos.

Hasta pronto.