Hola, ¿cómo váis? Últimamente hablamos de vida saludable y running, dos premisas que van de la mano. Aunque sea un deporte de impacto, correr es algo también recomendable durante el embarazo. De eso precisamente daremos hoy más información.

¿Puedo seguir corriendo?

Si eres runner, cuando te quedas embarazada surgen muchas dudas sobre tu continuidad en el asfalto durante los meses de espera. Debes saber que si tu médico te indica que está todo normal y te da el debido consentimiento, no debe haber ningún problema en que sigas tu rutina de entrenamiento. Aún así, el primer trimestre es el más delicado. Es normal, pues, bajar la intensidad y frecuencia de las sesiones de running. Tienes que aceptar que estás atravesando una etapa de cambios. Escuchar a tu cuerpo y aceptar el hecho que tal vez no puedas seguir al ritmo de antes es fundamental, o tal vez te apetezca un parón. Todas las opciones son válidas y tienes que valorar lo que más te conviene a ti.

correr embarazo deporte
Foto de active.com

Equipamiento low-cost

Tu cuerpo va a experimentar cambios que podrás ver a diario. Una barriga creciente y una silueta que se adapta a las necesidades de la maternidad. Para esto, te recomendamos que utilices tu ropa más ancha durante los primeros meses y que te dejen prestada ropa deportiva de embarazada en la recta final, cuando nada te quepa. No vale la pena gastar mucho dinero en prendas que llevarás solo de forma temporal. Mira ropa de segunda mano aquí https://www.compra-venta.es/ropa-usada-mujer y también estos accesorios deportivos.

Déjate aconsejar

Muchos corredores amateurs, de hecho, acuden a https://www.compra-venta.es para comprar su equipamiento deportivo. Hay una gran oferta de artículos a precios muy buenos. Si tienes un coach, además, seguro que te podrá recomendar productos especiales para embarazadas y te aconsejará también en referencia a tu entrenamiento. No dudes en preguntarle lo que te inquieta sobre la práctica, al igual que comunicarte con tu ginecólogo sobre tu estilo de vida.

Como indicaciones generales, ten en cuenta que tu ritmo cardíaco no debería ser mayor de 140 pulsaciones por minuto. Igualmente, recuerda beber agua y controlar los descansos. El embarazo no es el mejor momento para ir al máximo ni forzarte, tómatelo con calma.

embarazo running
Foto de active.com

Beneficios

Dicho esto, el running durante el embarazo te aportará muchas ventajas. Te mantendrás en forma para afrontar mejor el parto y, al cultivar una vida sana, las complicaciones serán más improbables. El dolor lumbar que sufren muchas embarazadas se verá reducido en gran parte, así como el riesgo de sufrir diabetes gestacional. Además, se ha comprobado que después de dar a luz las mujeres que han corrido durante el embarazo vuelven a correr con marcas iguales o mejores que antes de tener hijos. Sin duda, el running motiva y aporta muchos beneficios a nivel psicológicos.

Así pues, si te rodeas de profesionales que puedan validar tu práctica y resolver tus dudas, el running durante el embarazo resulta beneficioso para ti y para tu bebé. Piensa que es un buen momento para enfrentarte a tus miedos y superarlos, en el marco de un embarazo normal, ¡claro!